miércoles, 20 de noviembre de 2013

Pasión única y centenaria


Cuando una multitud renueva una tradición alrededor de una divisa. Abajo, en la cancha no hay fútbol, ni espectáculos, ni mesas con trofeos, ni autoridades. Está claro que tampoco hay farándula, ni dinero (el precedente fue una marcha larga, roja y ruidosa, que se quisieran otras causas). Solo el espíritu de la pasión que nombra nuestra ciudad. Inigualable, inolvidable.

(14 de noviembre del 2013, Estadio Atanasio Girardot -el héroe de la bandera-; en primer plano, Carlos Giraldo).

No hay comentarios: