viernes, 24 de agosto de 2012

Atrasado y aturdido

Como el protagonista de La copa rota, casi, solo atrasado y aturdido, pero no avergonzado.

Atrasado porque Secret South de 16 Horsepower salió hace 12 años y yo apenas lo escucho ahora, 2012. Entre conversaciones hace un par de meses -otra vez gracias a Juan Antonio Agudelo- y con calma, soledad y todos los oídos, ahora mismo. Sin vergüenza porque incluso Metacritic sólo alcanzó a recoger dos reseñas en más de una década y ni siquiera la banda sale en el directorio de artistas de la página de Rolling Stone.

Aturdido porque Secret South de 16 Horsepower es como un rayo de luz clara en medio de un crepúsculo moribundo. Durante una tarde lluviosa de agosto, Secret South puede aproximarlo a uno a la sensación que tuvieron los apóstoles durante el pentecostés. Y esto hay que contarlo en caliente. Una semana después se toma distancia y se recuerdan las lecciones de escepticismo de Sexto Empírico, que tan útiles son, y termina uno emitiendo juicios taciturnos y anodinos.

¿Quiénes eran 16 Horsepower? Ahí está la señora Wikipedia.

Ya no más atrasado. Solo aturdido y que mi Marantz vuelva a tocar Secret South.     

No hay comentarios: